En la actualidad las leyes nacionales relativas a los drones distinguen entre su uso profesional y su uso recreativo. El uso recreativo se limita a las actividades deportivas y de ocio como las carreras de drones o la fotografía privada. La venta de fotografías tomadas con un dron está exclusivamente reservada a los usuarios profesionales.En la mayoría de los países europeos el uso de drones para fines recreativos está permitido sin una autorización específica de las autoridades de aviación. Sin embargo, el hecho de que su uso esté permitido no significa que pueda hacer volar su dron sin ninguna restricción. Existen unas pocas normas básicas que debe comprender y cumplir. En diversos países de la UE los drones se venden con un folleto donde se resumen las principales normas que deben seguirse. ¡Léalo con atención!Actualmente se está desarrollando un marco jurídico común de la aviación a escala europea, pero debe saber que todavía  las normas y reglamentos aplicables varían de un país a otro.

¿Cuáles son las normas más importantes que debería conocer como usuario recreativo?

  • La mayoría de los países europeos han establecido recientemente normas específicas de uso y seguridad aérea que regulan el uso de drones en su espacio aéreo. Cuando haga volar un dron, tendré que cumplir estas normas en todo momento y no poner nunca en peligro a otras personas, aeronaves o bienes en tierra.
  • La protección de la vida privada y los datos personales constituye un derecho fundamental. Cuando haga volar un dron, tendré que respetar en todo momento la legislación sobre privacidad y protección de datos.
  • En caso de accidente, la responsabilidad recaerá sobre el piloto del dron, quien deberá compensar los daños causados. Cuando haga volar un dron, tendré que asegurarme de contar con un seguro adecuado para mi actividad.

El incumplimiento de estas normas puede dar lugar a importantes sanciones económicas o tener consecuencias legales.